Granadilla, el pueblo que fue abandonado y resurgió de sus cenizas

Situado en la comarca de las Hurdes, en Cáceres, Granadilla es un pequeño pueblo que tiene una historia única y fascinante. Fundado por los romanos en el siglo XIII, fue un importante centro comercial en la Edad Media, gracias a su ubicación estratégica en una ruta comercial clave. Sin embargo, a lo largo de los siglos, el pueblo fue perdiendo población y, finalmente, en la década de 1960, fue abandonado.

Granadilla se convirtió en una ciudad fantasma, en la que las casas y edificios estaban en ruinas, y la naturaleza comenzó a reclamar su espacio. Durante décadas, el pueblo quedó en el olvido, hasta que en la década de 1980 comenzaron los esfuerzos por recuperarlo.

Hoy en día, Granadilla es un ejemplo de cómo un pueblo puede resurgir de sus cenizas. Gracias al trabajo de los lugareños y a la inversión de las autoridades, el pueblo ha sido restaurado y revitalizado. Las calles empedradas han sido reparadas, las casas han sido restauradas y las iglesias han sido reconstruidas.

Granadilla ha sido declarada Bien de Interés Cultural, y es un lugar lleno de historia y encanto. Los visitantes pueden recorrer las calles del pueblo, admirar las vistas desde el castillo y visitar el Centro de Interpretación, que cuenta la historia del pueblo y su restauración.

Pero Granadilla es mucho más que una atracción turística. El pueblo es también un centro cultural y de actividades al aire libre, con festivales, conciertos y deportes al aire libre. Los residentes y visitantes pueden disfrutar de la naturaleza de los alrededores, con sus ríos, cascadas y senderos para caminatas.

En resumen, Granadilla es un ejemplo de cómo el trabajo y la inversión pueden transformar un lugar abandonado en un destino turístico vibrante y emocionante. Los visitantes pueden experimentar la rica historia y la cultura de este pueblo único, mientras disfrutan de sus paisajes naturales y de las actividades al aire libre que ofrece. Sin duda, Granadilla es un lugar que vale la pena visitar.