Bureta, un tesoro en el campo de Borja

En la comarca del Campo de Borja, en la provincia de Zaragoza, se encuentra Bureta, un pequeño pueblo que esconde un gran patrimonio histórico y cultural. Con apenas 800 habitantes, este lugar se convierte en un tesoro para los que buscan descubrir la autenticidad de los pueblos aragoneses.

En Bureta, la historia está presente en cada rincón. Su iglesia parroquial de la Asunción, construida en el siglo XVI, es un claro ejemplo de la riqueza patrimonial del lugar. Su fachada barroca, sus retablos y su campanario son algunas de las joyas que se pueden encontrar en su interior.

Además, la villa cuenta con un castillo del siglo XIV, el Castillo de Bureta, que se encuentra en lo alto de una colina y que ofrece unas vistas espectaculares de la comarca. En la actualidad, el castillo se encuentra en proceso de restauración, pero se espera que próximamente se pueda visitar y conocer más sobre la historia del lugar.

Pero Bureta no solo tiene patrimonio histórico, sino que también es conocida por su tradición vitivinícola. En sus campos, se cultivan uvas de variedades autóctonas como la garnacha, que son la base de los vinos de la D.O.P. Campo de Borja, reconocidos internacionalmente por su calidad y sabor.

Además, en Bureta se celebra cada año la Fiesta de la Vendimia, una fiesta que tiene lugar a finales de septiembre y que es un homenaje al trabajo y esfuerzo de los viticultores de la zona. Durante la fiesta, se realizan actividades relacionadas con el mundo del vino, como catas, degustaciones, vendimias y pisado de uvas.

En definitiva, Bureta es un lugar que sorprende por su belleza y autenticidad. Su patrimonio histórico, su tradición vitivinícola y su ubicación en pleno campo de Borja hacen de este pequeño pueblo un destino perfecto para los amantes de la historia, la cultura y el vino. Si estás buscando un lugar diferente para visitar en Aragón, no dudes en acercarte a Bureta.